LO QUE ME GUSTA EN CINE

LO QUE ME GUSTA EN CINE

sábado, 28 de marzo de 2009

LUMINARIAS DE HOLLYWOOD


GRETA GARBO

Greta Garbo nació 18 de septiembre de 1905 en Södermalm, barrio humilde de Estocolmo (Suecia), con el nombre de Greta Lovisa Gustafsson. Especialmente conocida con el apodo de "La divina" o "la mujer que no ríe" debido al rictus serio de su rostro, rictus que sólo fue interrumpido en una escena de su memorable filme Ninotchka en la cual suelta sorpresivamente una carcajada en un hecho que hizo correr ríos de tinta en los periódicos con el titular "la Garbo ríe"; su vida siempre estuvo rodeada de misterio y de múltiples preguntas que jamás respondió.
Precisamente su enigmático comportamiento dio pie a múltiples rumores en los medios acerca de su bisexualidad (entre esos rumores, el de ser amante de la actriz mexicana Dolores del Río y la escritora Mercedes de Acosta), rumores que sus amigos nunca confirmaron o desmintieron, y que a la larga sólo acrecentaron su propia leyenda convirtiéndola en uno de los más grandes mitos del séptimo arte, aún hoy su rostro es considerado quizás el más perfecto que haya pasado por la gran pantalla.
Inició su carrera como actriz en Suecia y filmó dos películas junto al director Mauritz Stiller, quien también sería contratado por Hollywood.
Fue nominada como mejor actriz por la Academia Americana de Cine en 1930, 1932, 1937 y 1939, pero nunca recibió un Oscar, olvido que años más tarde la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas decidió enmendar con un Oscar honorífico en 1954 que rechazó, porque según sus propias palabras "no quería verle la cara a nadie". Su frase más famosa en vida fue "quiero estar sola", la cual definió su estilo de vida ermitaño y un tanto huraño, pues a diferencia de otras estrellas la Garbo se mantuvo alejada de los grandes eventos de Hollywood, prefiriendo la soledad y el anonimato.
En la cúspide de su popularidad Garbo se retiró del cine a la temprana edad de 36 años y vivió el resto de su vida en un departamento en Nueva York cerca de Central Park, totalmente retirada y evitando cualquier contacto con los medios informativos, quienes la acosaron hasta el último momento de su vida persiguiéndola para fotografiarla en su vejez, motivo por el cual se le veía siempre utilizando lentes oscuros y sombreros para ocultar su rostro. Murió el 15 de abril de 1990 en Nueva York a los 84 años de edad víctima de un síndrome renal y de neumonía.

1 comentario:

  1. saes que como barrymore(abuelo de drew)tenia el perfil mas perfecto del mundo ,ademas le decian "la divina"

    ResponderEliminar