LO QUE ME GUSTA EN CINE

LO QUE ME GUSTA EN CINE

domingo, 5 de julio de 2009

HERMANAS EN EL CINE


OLIVIA DE HAVILLAND

Olivia Mary de Havilland nació en Tokio, Japón el 1 de julio de 1916.
La hija primogénita de padres británicos, Walter de Havilland, abogado que ejercía en Japón, y Lillian Fontaine, actriz. Su hermana pequeña, es la actriz Joan Fontaine, también nacida en Tokio. A causa de una salud debilitada, y tras la separación de sus padres, se traslada con su madre y su hermana a los Estados Unidos, a California, donde cursó sus estudios. En el año 1946 se casó con su primer marido, el novelista Marcus Goodrich, del que se divorciaría en 1953 y con el que tuvo un hijo, Benjamin, que moriría en el año 1991.[1] En 1955 se casó con su segundo marido, Pierre Galante, con quien tuvo una hija, aunque se divorciaría en 1979 y con el que siguió manteniendo una buena amistad hasta el punto de cuidarle hasta su muerte en París, en el año 1998. Desde los años 1950 reside en París.
Max Reinhardt se fijó en ella en una representación teatral universitaria, en El sueño de una noche de verano, y posteriormente, la representaría en el Hollywood Bowl. Reindhardt decidió llevarla al cine, y la dirigiría en la película homónima, para la Warner Brothers, en el año 1935.
A partir de este momento, formaría parte de un equipo consolidado en la Warner, con Errol Flynn como pareja y Michael Curtiz como director. Junto con Errol Flynn protagonizaría 7 películas, en las que, aunque siendo de temática muy distinta, ella siempre representaba el mismo personaje, de amada del aventurero, fiel seguidora del héroe.
Los años 1940 fueron los más importantes de su carrera. ya que protagonizaría Vida íntima de Julia Norris, de Mitchell Leisen, en 1947 y La heredera, de William Wyler, en 1949, junto a Montgomery Clift, que le supondrían los dos Óscar de su carrera. Sin embargo, en el año 1939 ya interpretó uno de los papeles que le daría más importancia y reconocimiento a nivel mundial, el de Melanie Wilkes en Lo que el viento se llevó (1939), En el año 1941 fue de nuevo nominada al Óscar a la mejor actriz principal por su papel en Si no amaneciera, pero esta vez fue su hermana, Joan Fontaine, nominada por Sospecha, de Alfred Hitchcock la que se lo llevó. La mala relación que mantenían las dos hermanas pudo apreciarse en la entrega de los Óscar, cuando Joan rechazó las felicitaciones de Olivia al subir a recoger su galardón. A pesar de que los años 1940 fueron los mejores de su carrera, fue en esta época cuando tuvo un problema judicial con la Warner, ya que ella se quejaba de que los papeles que le proporcionaban no tenían ningún valor artístico, y pensaba que los mejores papeles se los cedían siempre a Bette Davis ( un ejemplo evidente, es la película de; La vida privada de Elisabeth y Essex, y entonces el estudio, en represalia, no le concedió ningún papel en más de 6 meses. Olivia los demandó cuando intentaron prorrogar su contrato de siete años alegando que les debía esos 6 meses de castigo. Ella ganó la demanda, pero estuvo casi 3 años sin trabajar.
A partir de los años 1950, sus papeles se van distanciando cada vez más.
Dejó apartado un poco el cine a partir de los años 1960, y se dedicó al teatro y la televisión, que emergía en aquellos tiempos, trabajando a lo largo de esta década en varias series para este medio. Desde entonces, ha vivido prácticamente recluida, y una de sus últimas apariciones fue como presentadora de uno de los premios de la 75 edición de los Óscar, en el año 2003.
Tuvo un hijo, Benjamin, que murió en el año 1991



JOAN FONTAINE

Joan de Beauvoir de Havilland nació el 22 de octubre de 1917 en Tokio, Japón.
El padre de Joan Fontaine, Walter, era un abogado que trabajaba en Japón. Es la hermana pequeña de la también actriz Olivia de Havilland, con la que ha estado enemistada durante muchos años. Ambas hermanas asistieron a la escuela Los Gatos High School y a la Notre Dame Convent Roman Catholic girls school en Belmont, California.
A los dos años de edad, los padres de Joan se divorciaron. Por prescripción de los médicos, la madre de Joan se trasladó con sus hijas a los Estados Unidos donde se asentaron en la ciudad de Saratoga, California.
La salud de Joan mejoró rápidamente y pronto empezó a tomar lecciones de dicción junto a su hermana.
Siguiendo los pasos de su hermana Olivia empezó a aparecer sobre los escenarios y en películas, pero no obtuvo el permiso de su madre, quien prefería que fuera su hermana quien usara el apellido de la familia. Fue entonces cuando Joan se vio forzada a inventarse un nombre (primero fue Joan Burfield, y finalmente Joan Fontaine, utilizando el antiguo nombre de su madre sobre los escenarios).
Joan hizo su debut sobre los escenarios en la producción "Call It A Day" en 1935 y pronto recibió una oferta para firmar un contrato con la RKO.
Su debut en el cine fue un pequeño papel en la película "No More Ladies" (1935). Continúo apareciendo en pequeños papeles durante una docena de películas.
Su suerte cambió una noche en la que asistía a una cena donde se encontraba sentada cerca del productor David O. Selznick. Durante la cena, ella y Selznick comenzaron a discutir sobre la novela de Daphne du Maurier "Rebeca". A raíz de la charla, Selznick le pidió que hiciera una audición para el papel de la heroína anónima. A partir de ese momento aguantó seis meses de pruebas y audiciones junto con cientos de actrices, hasta que se aseguró interpretar el papel.
La película "Rebeca" supusó el debut en el cine estadounidense del director británico Alfred Hitchcock. La película fue estrenada en 1940 y Joan fue candidata al premio Óscar a la Mejor actriz.
Aunque ese año no ganó el premio sí que lo gano al año siguiente por "Sospecha", que también dirigió Hitchcock. Ambas hermanas fueron candidatas ese año al premio. El biógrafo Charles Higham describe el momento de recogida del Óscar, apuntando que Fontaine, al subir al escenario, rechazó la felicitación de su hermana, y que Olivia se ofendió mucho por su comportamiento.
Algunos años después, de Havilland le devolvió el desplante cuando Fontaine, que la esperaba con la mano extendida, vio rechazado su saludo por unas declaraciones que había hecho Joan sobre el marido de Olivia.
Las hermanas dejaron de hablarse por completo en 1975, porque, según declaraciones de Fontaine, de Havilland no la había invitado a un servicio en memoria de su madre, Lilian de Havilland, quien había fallecido recientemente a causa de un cáncer. Por el contrario Olivia aseguró que había avisado a su hermana, pero que Joan rechazó acudir alegando que tenía mucho trabajo.
Durante los años 1960, continúo trabajando en el teatro.Su última película fue "The Witches" (1966), la cual también coprodujo. A partir de entonces realizó apariciones esporádicas en la televisión durante los años 70 y 80 y fue candidata a un Emmy por la telenovela "Ryan's Hope" en 1980.
Miss Fontaine ha sido también piloto con licencia, piloto de globo aerostático, una experta amazona, ganadora de concursos de pesca de atún, golfista, experta cocinera y decoradora de interiores.
En la actualidad vive en Carmel en una relativa reclusión. Publicó su autobiografía, "No Bed of Roses", en 1979.
Joan Fontaine se ha casado en cuatro ocasiones:
Tiene una hija, Deborah Leslie Dozier (nacida en 1948) de su unión con Dozier, y otra hija, Melinda, una niña adoptada de origen peruano, que huyo de su casa. Se sabe que Fontaine también está enemistada con sus hijas, posiblemente desde que descubrió que seguían manteniendo relación con su tía Olivia.
Joan Fontaine tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, concretamente en el 1645 de Vine Street.

1 comentario:

  1. QUE TALENTO!!!!!!!!!!!!Y QUE COSA ESTAR PELEADAS LAS HERMANAS!!

    ResponderEliminar