LO QUE ME GUSTA EN CINE

LO QUE ME GUSTA EN CINE

viernes, 27 de mayo de 2011

Las estrellas también tienen supersticiones

Tallas de bebé bicéfalo, penes, Buda o monjes forman parte del apreciado y bien surtido mercado de los amuletos mágicos del mundo esotérico en Tailandia, que ha cautivado a estrellas de Hollywood como Steven Seagal o Jackie Chan.


Esta pasión por los talismanes antiguos o realizados por aquellos monjes budistas destacados por sus predicciones o conocimientos, hace que algunos coleccionistas o devotos lleguen a pagar hasta US$ 100 mil por uno de ellos. Los amuletos más normales -que son la mayoría- se pueden adquirir por una suma de dinero relativamente baja en los puestos callejeros, comercios especializados o los recibe la gente como compensación espiritual al hacer un donativo a un monasterio.

Los apasionados por estos talismanes consagrados aseguran que al portarlos colgados alrededor del cuello tienen la suerte de su lado, llaman al dinero y al amor y se protegen de cualquier ataque por parte de un enemigo. Decenas de miles de medallones de diferentes formas, algunos antiguos y otros  recién hechos a mano, así como decenas de revistas dedicadas a este mundo esotérico, abarrotan las mesas y estantes de los puestos del mercado de Tha Pra Chan, situado junto a la prestigiosa Universidad de Thammasat, a orillas del río Chao Phraya, en Bangkok.

"Hace 30 años no había tiendas de amuletos porque sólo se podían conseguir en el templo o intercambiándolos con alguien, pero en los últimos años se ha convertido en un negocio", explica a Efe Worarat Thanompanyarak, un vendedor del bazar. "El precio varía dependiendo de la fecha y el monje que lo hizo, aunque también influye el material y el acabado", matiza Thanompanyarak, quien antes de meterse en el negocio ejerció su profesión de ingeniero. El mundillo de los amuletos budistas y animistas o una mezcla de las dos doctrinas no ha capturado únicamente a decenas de miles de personas de a pie, pues también los compran y usan conocidos actores de cine como el estadounidense Steven Seagal o el chino Jackie Chan, ambos expertos en artes marciales y budistas devotos.

Seagal, que saltó a la fama por sus películas de acción en las décadas de los 80 y 90, se gastó US$ 30 mil en medallones de Buda y del dios hindú Ganesha en una de sus frecuentes visitas a Tailandia. "Steven Seagal y Jackie Chan no tienen que preocuparse, ahora estarán protegidos cuando participen en escenas peligrosas o si les ataca algún enemigo", asegura el artesano fabricante de sus amuletos.

Las piezas (que pueden medir lo mismo que una arveja o tener el tamaño de un huevo de gallina) se confeccionan con metales, maderas, hueso o piedras talladas y la montura de algunos encierra cenizas vibhuti, incienso, hierbas tulasi o simplemente polvo del recinto de aquellos templos de mayor renombre. Cuestión de fe, pero que no deja de ser interesante en un mundo globalizado y desacralizado.

1 comentario:

  1. HAY QUE LINDO TENER UNO DE ESOS AMULETOS !!PERO QUE CARO !!
    EXCELENTE HISTORIA BARON !! ME ENCANTO !!

    ResponderEliminar