LO QUE ME GUSTA EN CINE

LO QUE ME GUSTA EN CINE

domingo, 11 de enero de 2015

ANITA EKBERG
Murió Anita Ekberg, la musa de Federico Fellini La legendaria actriz sueca Anita Ekberg, inmortalizada por Federico Fellini en "La dolce vita" pero caída en el olvido desde hace más de una década, falleció este domingo a los 83 años cerca de Roma. Es una bendición y una maldición de los actores: ser recordado por una sola escena. Eso le pasó a Anita Ekberg, la actriz sueca que falleció hoy a los 83 años y que para siempre será aquella voluptuosa mujer que hechizaba a Marcello Mastroianni con un espontáneo baño en la Fontana di Trevi, en la Dolce Vita de Federico Fellini. La escena se convirtió instantáneamente en un clásico del cine y su voluptuosidad en una de iconos de la bellezas de su época Ekberg llegó a Hollywood después de ganar en 1950, el concurso de Miss Suecia. En seguida firmó para el estudio Universal que le dio pantalla en películas como Callejón sangriento (con John Wayne), Entre la espada y la pared (con Dean Martin y Jerry Lewis y la épica La Guerra y la Paz. Por entonces se la vinculó sentimentalmente con estrellas como Gary Cooper, Tyrone Power y Frank Sinatra. Después de una serie de películas del montón, fue convocada por Fellini para interpretar a Sylvia en una de las grandes películas de la historia del cine. Sin embargo no ayudó a la carrera de Ekberg, quien pasó las siguientes décadas viviendo de esa gloria. La última película que se conoció de ella en Uruguay fue un estreno directo en video, Bambola, del español Bigas Luna y es de 1996. Ekberg estaba radicada en Genzano, una villa en la localidad romana de Montegiove. Su nombre real era Kerstin Anita Marianne Ekberg y había nacido Malmo el 29 de setiembre de 1931. Desde hacia años vivía en Genzano, una localidad romana.

2 comentarios:

  1. En la Dolce Vita estaba en el esplendor de su belleza, era imponente, en Bocaccio 70 deslumbraba a los espectadores

    ResponderEliminar
  2. En la Dolce Vita estaba en el esplendor de su belleza, era imponente, en Bocaccio 70 deslumbraba a los espectadores

    ResponderEliminar